Marco legal

El Gobierno de la República aprobó la Política para la Seguridad Alimentaria  y  Nutricional  de  Largo  Plazo  (PSAN)  en  el  2006-2015,  de  la  cual  se  deriva una Estratégico  para  la  Implementación  de  la  Política  de  Seguridad  Alimentaria y  Nutricional.  Ambos instrumentos   consideran la problemática de la Seguridad Alimentaria y Nutricional como un tema sectorial y complementario con las otras estrategias, como la Estrategia de la Reducción a la Pobreza. Como parte de la implementación de la Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria (ENSAN) de Honduras se requería de un sistema de información que le permita capturar, procesar y analizar información continua y fiable sobre aspectos críticos y relevantes de la SAN a fin de soportar la toma de decisiones en base a evidencias.

La seguridad alimentaria, la nutrición y la agricultura sostenible deben permanecer como un asunto prioritario en la agenda política, que debe ser atendido mediante un enfoque transversal e incluyente, involucrando a todos los actores relevantes, tanto a nivel global, como regional y nacional. La presente estrategia desarrolla sus iniciativas basándose en los Cinco Principios de Roma para una Seguridad Alimentaria Global Sostenible de la manera siguiente:

Dirigir las inversiones por medio de planes nacionales que tengan por finalidad canalizar recursos hacia asociaciones y programas bien diseñados y basados en resultados. En base a ello, a partir del 20 de Agosto de 2010, la Política de Seguridad Alimentaria de Honduras y su estrategia de implementación, así como los planes de inversión que de ellos se deriven, están enmarcados en la Visión de País y Plan de Nación, cuyo objetivo es la planificación coordinadade recursos en base a metas específicas con indicadores de avance para la medición de dichos resultados.

Fomentar la coordinación estratégica en los planos nacional, regional y mundial para mejorar la gobernanza, promover una mejor asignación de los recursos, evitar la duplicación de esfuerzos y determinar insuficiencias en las respuestas. Una vez enmarcados en la Visión de País y el Plan de Nación, Honduras apoya los esfuerzos de la región centroamericana en el PRESANCA, donde se espera armonizar y coordinar esfuerzos a nivel de la región con apoyo de la comunidad internacional.

Fomentar un planteamiento dual amplio de la seguridad alimentaria que comprende:

Medidas directas destinadas a las personas más vulnerables para hacer frente inmediatamente al hambre. EL Gobierno de la República ha dispuesto una cantidad importante de recursos a programas de asistencia social y transferencias condicionadas tales como el Bono 10 MIL y la Merienda Escolar, al igual que los programas de prevención y asistencia para las crisis repentinas que generan hambruna, los cuales serán ligados a programas de mediano y largo plazo para garantizar el acceso permanente a los alimentos de los beneficiados.

Programas sostenibles a medio y largo plazo sobre agricultura, seguridad alimentaria, nutrición y desarrollo rural a fin de eliminar las causas fundamentales del hambre y la pobreza, entre otros medios a través de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada. El modelo de desarrollo comunitario sostenible del Gobierno de la República establece un mecanismo gradual de apoyo que ofrece a las comunidades rurales las herramientas necesarias para lograr el desarrollo humano integral, mejorando la calidad de vida en todos sus aspectos, principalmente la seguridad alimentaria.

Asegurar un papel importante del sistema multilateral mediante la constante mejora de la eficiencia, capacidad de respuesta, coordinación y eficacia de las instituciones multilaterales. Además de los mecanismos de consulta y participación nacional, regional, municipal y local que establece el Plan de Nación, el Gobierno de la República ha creado el Comité Técnico Interinstitucional de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (COTISAN), como órgano de consulta y concertación sobre políticas y acciones SAN, que incluye todos los sectores involucrados en la seguridad alimentaria, incluyendo las instituciones multilaterales.

Busca garantizar el compromiso sustancial y duradero de todos los asociados de invertir en la agricultura así como en la seguridad alimentaria y la nutrición, proporcionando de forma oportuna y previsible los recursos necesarios para planes y programas plurianuales. El Gobierno de la República ha dado las más alta prioridad al sector agroalimentario, ya que el Presidente ha asignado un Designado Presidencial para la atención exclusiva del sector, la asignación de recursos para el desarrollo agrícola a BANADESA, y la creación de la UTSAN, como órgano técnico de coordinación de las acciones SAN que permitirá la planificación consolidada y coordinada de los recursos económicos y humanos.